|                                                          

Política de Calidad

La Fundación Social La Sapiencia (en adelante FSLS) es una institución sin ánimo de lucro que siempre ha trabajado en pro de los más desfavorecidos y por los colectivos que tienen necesidades sociales.

Su objeto social, en virtud del artículo quinto de sus estatutos es: «la acogida, el servicio y la ayuda a todas aquellas personas y grupos que viven cualquier tipo de exclusión social, rechazo, o desamparo en nuestra sociedad y por cualquier causa, como puede ser: el paro, el alcoholismo y otras drogas asociadas, el desarraigo familiar o social, la desestructuración personal o social, la delincuencia, la inmigración de cualquier tipo, las limitaciones o discapacidades, consecuentes con la marginación, etc. sin ningún tipo de discriminación por razón de edad, sexo, nacionalidad, religión, adscripción política u otros «.

Somos una empresa única en nuestro sector, tanto por nuestra forma de actuar como por nuestros principos de gestión. Es por ello que implantamos, mantenemos y mejoramos continuamente nuestro sistema de gestión, cuyos principios de actuación se concretan en:

PRINCIPIOS para una gestión de CALIDAD:

  • En la atención al usuario: cobertura de las necesidades básicas y acompañamiento en las tareas del día a día.
  • En nuestro equipo humano: Soporte a todos los profesionales, formación continua y facilidad de comunicación.

PRINCIPIOS para una gestión ÉTICA:

  • Aceptación sin discriminación alguna por origen, sexo, creencias religiosas etc.
  • Compromiso, como mínimo, de mejora de la situación inicial de las personas participantes.
  • Respeto y no intromisión en las decisiones tomadas por los participantes.
  • Voluntad de atender a todos los sectores más vulnerables de la sociedad y en ocasiones desatendidos por parte de las instituciones.
  • Compromiso de formación continua a todos los trabajadores.

Todo ello contando con la participación de los trabajadores y empresas colaboradoras, por lo que se establecerán y mantendrán sistemas eficientes de comunicación, tanto internos como externos, para cumplir con los objetivos planteados y con los compromisos adquiridos por la empresa.

La Dirección, febrero de 2019